Ahots & US

BloG

Entérate de nuestras últimas noticias
VER

LA MEDIACIÓN COMUNITARIA

Como comunidad se entiende, en el caso de la mediación comunitaria, como el conjunto de ciudadanos y ciudadanas que viven y se relacionan en un territorio. Aquí también tienen cabida las asociaciones y entidades, los servicios municipales, las administraciones… Todos ellos comparten un territorio y unos intereses comunes.

El hecho es que las ciudades, los pueblos y los barrios están viviendo unos cambios culturales muy profundos, uno de cuyos aspectos fundamentales consiste en que los conflictos sociales e interpersonales no se resuelven exclusivamente a través de procedimientos punitivos, sino que, cada vez más, corresponde a la sociedad civil hacerse cargo de sus tensiones y dificultades de convivencia. Debemos optar por un modelo electivo de resolución de conflictos, en el que el dialogo y la negociación se convierten en instrumentos decisivos de aprendizaje social y transformación de las percepciones personales. En este contexto la mediación comunitaria aspira a consolidarse como un conocimiento y una práctica central. La mediación comunitaria es algo transversal y posee un campo propio de actuación, que puede atender a conflictos de carácter público y privado.

La Mediación Comunitaria es un tipo de resolución alternativa de conflictos que tiene como objetivo la buena convivencia entre personas desde su perspectiva de ciudadanos/as dentro de una Comunidad. Este tipo de mediación ofrece un sin fin de posibilidades, es apta para intervenir en disputas de vecinos, disputas de comunidad a comunidad, disputas sobre espacios públicos, y uso de la tierra, disputa sobre propiedades privadas…
Cuando el conflicto no se resuelve por las partes implicadas, suele cronificarse o derivar en largos y costosos procedimientos judiciales.
La mediación Comunitaria, no sólo aborda la resolución de conflictos activos, sino también la prevención de estos y el fomento de las ideas de convivencia y participación ciudadana y promueven relaciones cooperativas en la comunidad.

Por conflictos a mediar se entienden los conflictos relacionales, conflictos vecinales, conflictos derivados de actividades económicas, derivados del uso del espacio público, conflictos con establecimientos, discrepancias, conflictos asociativos, comportamientos incívicos, organización de las comunidades de propietarios derivadas del régimen de propiedad horizontal (desde la instalación de ascensores o la propia adopción de acuerdos hasta la designación de los órganos comunitarios) intromisiones o molestias intolerables en las relaciones de vecindad (ruidos, obras y en menor medida, olores y hábitos de higiene y limpieza) o el uso de espacios públicos (parques, piscinas, zonas de estacionamiento de vehículos o instalación de antenas de telefonía móvil); conflictos de amistad y convivencia, conflictos en organizaciones (empresas, en el ámbito sanitario, deportivo), conflictos en la comunidad educativa…. Sin olvidar que los procesos migratorios humanos comportan una nueva dimensión a estas cuestiones, sobre todo malentendidos que deben abordarse teniendo en cuenta los códigos culturales o religiosos respectivos…

La responsabilidad ciudadana y la creación de los vínculos sociales, objetivos de la mediación comunitaria, son dos de los conceptos que han potenciado la creación y el desarrollo de la mediación en el ámbito local y es en este ámbito, en el que situamos el trabajo de “Ahots&us”, como servicio de mediación comunitaria.

LA TEORÍA DE LAS «3P» DE JOHN PAUL LEDERACH PARA ABORDAR LOS CONFLICTOS

John Paul Lederach es un profesor universitario y sociólogo estadounidense referente en el campo de la Educación para la Paz, especialista en consolidación de la paz internacional, que trabaja en la Universidad de Notre Dame, Indiana, y en la Eastern Mennonite University de Virginia. Ha escrito ampliamente sobre resolución de conflictos y mediación. El 1994 fundó y fue el primer director del Centro por la Justicia y la Construcción de Paz de la Universidad de Mennonite.
El trabajo de Lederach sobre métodos de resolución de conflictos ha sido influyente en los campos de las ciencias políticas, estudios de paz, relaciones internacionales y transformación de conflictos.
Su trabajo académico se combina con el trabajo de campo como mediador, negociador, promotor de la cultura de la paz, formador y asesor. Al nivel internacional, esto ha implicado su participación en procesos de paz en Somalia, Irlanda del Norte, Nicaragua, Colombia y Nepal.

Entre sus aportaciones más importantes encontramos su propuesta sobre la estructura y dinámica del conflicto las cuales cree importantes para la comprensión y para la regulación del mismo. Cuando tenemos un conflicto con otra persona, solemos atribuirlo a la incompatibilidad de objetivos, en consecuencia buscamos una solución sin haber analizado la estructura que lo define.
Lederach considera que el conflicto está compuesto por la interacción de tres elementos: 1) Las personas, 2) El proceso y 3) El problema. Estos tres componentes deben ser tomados en cuenta para el análisis del conflicto ya que cada uno de ellos puede ser el causante del mismo, así como su interacción. Para regular y aclarar los conflictos, hace falta claridad, y para ello hacemos un “mapa del conflicto” en base a estos tres elementos.

 

 

 

 

SOMOS MUJERES MEDIADORAS. 8 DE MARZO DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

Hoy 8 de Marzo, y como no podía ser de otra manera, vamos a hacer una mención muy especial a todas aquellas mujeres y organizaciones de mujeres que luchamos día a día por la Paz en diferentes puntos del mundo y lo hacemos a través de la Mediación, como nuestro medio de vida y nuestra forma de ver el mundo.
En los últimos tiempos se han ido creando diferentes alianzas y redes de mujeres mediadoras tanto a nivel nacional como internacional, con la intención de mejorar la participación e influencia de las mujeres en los procesos de paz a todos los niveles: local, Nacional, regional e internacional.

Algunos ejemplos:

» Alianza Global de Mujeres Mediadoras: el 26 de septiembre de 2019 en la sede de Naciones Unidas en Nueva York se presentaba la Alianza Global de Redes Regionales de Mujeres Mediadoras. Más de cincuenta mujeres de cuatro redes regionales de mediadoras (la Red de Mujeres Africanas en Prevención y Mediación de Conflictos –FemWise-Africa–, la Red de Mujeres Mediadoras del Mediterráneo, las Mujeres Mediadoras Nórdicas y las Mujeres Mediadoras de la Commonwealth) asistieron al lanzamiento, en el que también participaron representantes gubernamentales (las Ministras de Asuntos Exteriores de Noruega y Suecia, y el Ministro de exteriores finlandés, junto con funcionarios de España, Italia o EEUU) y altos funcionarios de las NNUU como la Secretaria General Adjunta, Amina Mohammed, o la directora de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka. El objetivo general de todas las redes regionales es aumentar la participación y la influencia de las mujeres, incluidas las jóvenes, en los procesos de paz, así como trabajar por acuerdos de paz sensibles al género.

 

 

MARCO NORMATIVO DE LA MEDIACIÓN EN EUROPA Y ESPAÑA

El marco normativo actual de la mediación en España está constituido, a nivel estatal, por la Ley 5/2012, de 6 de julio, de mediación en asuntos civiles y mercantiles. Esta ley transpuso al ordenamiento jurídico español la Directiva 2008/52/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo de 2008, sobre ciertos aspectos de la mediación en asuntos civiles y mercantiles. La Directiva 2008/52/CE cumplió con una fundamental misión, que fue la de implementar un marco común para toda la Unión Europea que, respetando las peculiaridades de cada derecho interno, garantizaba al mismo tiempo que los acuerdos de mediación pudieran ser ejecutables en cualquier Estado miembro.

A continuación se muestra un listado de la normativa  en  materia de Mediación.

1. NORMATIVA EUROPEA

2002     Libro Verde sobre las modalidades alternativas de solución de conflictos en el ámbito del derecho civil y mercantil, Comisión de las Comunidades Europeas, Bruselas, 19 de abril de 2002, COM (2002) 196 final.
2008    Directiva 2008/52/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo de 2008, sobre ciertos aspectos de la mediación en asuntos civiles y mercantiles, creada con el fin de promocionar la mediación en los Países miembros.

2. NORMATIVA ESPAÑOLA ESTATAL

2012     Ley 5/2012, de 6 de julio, de Mediación en asuntos civiles y mercantiles.
2019     Anteproyecto de Ley de impulso de la mediación.

2.1 LEYES AUTONÓMICAS DE MEDIACIÓN

ANDALUCÍA: Ley 1/2009, de 27 de febrero, reguladora de la Mediación Familiar en la Comunidad Autónoma de Andalucía.
ARAGÓN: Ley 9/2011, de 24 de marzo, de Mediación familiar de Aragón.
ASTURIAS: Ley del Principado de Asturias 3/2007, de 23 de marzo, de Mediación familiar.
CANARIAS: • Ley 15/2003, de 8 de abril, de la Mediación familiar.
• Ley 3/2005, de 23 de junio, para la modificación de la Ley 15/2003, de 8 de abril, de la mediación familiar.
CANTABRIA: Ley 1/2011, de 28 de marzo, de Mediación. Comunidad Autónoma de Cantabria.
CASTILLA LA MANCHA: Ley 4/2005, de 24 de mayo, del Servicio Social especializado de Mediación Familiar.
CASTILLA LEÓN: Ley 1/2006, de 6 de abril, de Mediación.
CATALUÑA: • Libro blanco de la Mediación en Cataluña.
•  Decreto 135/2012,  aprueba el Reglamento Ley 15/2009, de 22 de julio, mediación en el derecho privado.
COMUNIDAD VALENCIANA: Ley 7/2001, de 26 de noviembre, reguladora de la mediación familiar.
GALICIA: Ley 4/2001, de 31 de mayo, reguladora de la mediación familiar.
ISLAS BALEARES: • Ley 14/2010, de 9 de diciembre, de mediación familiar.
• Ley 13/2019, de 29 de marzo, por la que se modifica la Ley 14/2010, de mediación familiar.
MADRID: Ley 1/2007, de 21 de febrero, de Mediación Familiar de la Comunidad de Madrid.
PAÍS VASCO: Ley 1/2008, de 8 de febrero, de mediación familiar.

De las diecisiete Comunidades Autónomas existentes en España trece cuentan con Leyes Autonómicas propias en materia de Mediación.

SARA COBB. REFERENTE INTERNACIONAL EN MEDIACIÓN

SARA COBB.  Referente internacional en mediación.

Sara Cobb es una mediadora norteamericana internacional, de dilatada experiencia y trayectoria, creadora e impulsora del modelo de Mediación Circular-Narrativo, que es una de las tres escuelas de Mediación más conocidas y utilizadas.
Los planteamientos teóricos de Sara son de gran relevancia dentro de la Disciplina de Gestión de Conflictos, en general y, del campo de la Mediación, en particular. Gracias a ellos se introducen en la práctica del abordaje de conflictos, algunas de las técnicas y herramientas más utilizadas y más potentes que existen en la actualidad.

Esta especialista manifiesta que «las historias están en la base de los conflictos que tenemos». Y ella propone que la «narrativa» es la estructura que usamos para describir la realidad y para organizar todas las experiencias.
Según Sara Cobb, esta propuesta de trabajo resulta muy útil en el ámbito público y en el privado. Señala que las partes en conflicto (personas, familias, grupos de identidad, organizaciones o naciones) realizan «narrativas» o «historias» para explicar sus argumentos.
Y ahí es donde entran en acción las técnicas de Cobb para cambiar o modificar, desde la base, la narrativa de cada parte.
Estas prácticas son un conjunto de técnicas, una guía que permite al mediador/a apoyar el desarrollo de una historia que da a las partes otra perspectiva. Dentro de la relación conflictiva es muy difícil llegar a un acuerdo, pero con la nueva historia sí hay opciones.

MEDIACIÓN FAMILIAR

La mediación es un método alternativo de resolución de conflictos, junto con una tercera persona neutral que ayudará a las partes a hablar de sus conflictos y a que lleguen a una solución consensuada que beneficie a ambas partes. 

La mediación familiar trata de ayudar en casos de divorcio y separación, conflictos padres-hijos/as, desacuerdo entre hermanos sobre el cuidado de un progenitor, desavenencias en la gestión de una empresa familiar o cualquier otro conflicto entre los miembros de una familia.

La mediación familiar está implantándose con éxito en la mayoría de los países europeos, con diversas variantes en función de su naturaleza y ámbito de aplicación. Por ello, como proceso constructivo y pacífico de gestión de conflictos, favorece que las personas protagonicen directamente sus asuntos en la medida que les permite reflexionar y responsabilizarse de los aspectos relacionados con su ruptura de pareja o situación familiar que planteen.

Se considera que la mediación familiar integra una asistencia jurídica, psicológica y social, ofreciendo a las partes un espacio de tiempo y un lugar neutral, buscando alternativas a los desacuerdos, teniendo en cuenta las necesidades de cada una de las personas que componen la familia, para así poder alcanzar un acuerdo consensuado sobre los distintos aspectos de su situación. Esto conlleva que se les devuelve a las partes la responsabilidad de tomar sus propias decisiones en relación con sus vidas.

Cabe destacar que no todas las familias conciben la mediación familiar como un sustituto del asesoramiento legal o terapéutico, aunque sí la definen como una opción válida para aquellos conflictos familiares en los que se busca incrementar la autodeterminación de las partes y el desarrollo de la comunicación, así como reducir los costes emocionales y económicos que se integran a este tipo de conflictos cuando se judicializan.

Abrir Chat
¿Tienes dudas?
Hola!
¿Cómo podemos ayudarte?